El edificio integrará la naturaleza en el espacio urbano y se ubicará próximo a la Facultad de Ciencias Agrarias, que también construye la empresa de Hozono Global.

Hozono Global

Acaban de arrancar las obras del edificio que albergará la Incubadora de Empresas del sector de la biotecnología, la bioingeniería y la salud de Salamanca y que ejecutará Orthem Servicios y Actuaciones Ambientales.

En la construcción de esta infraestructura, promovida por el Ayuntamiento de Salamanca, tendrá especial protagonismo el desarrollo urbano sostenible y la defensa del medio ambiente.

Así, el edificio de la incubadora será altamente eficiente y tendrá zonas ajardinadas que integrarán la naturaleza en el espacio urbano.

Además, las áreas verdes se conciben no sólo en función de los usuarios del centro, sino que se abrirán al exterior mediante celosías de chapa perforada que, al tiempo que delimitan la propiedad, hacen partícipes al resto de ciudadanos de las actividades que se desarrollan en el centro. También permitirán la contemplación de las distintas zonas verdes, que con el tiempo se manifestarán también exteriormente.

En el edificio, que se construirá sobre sobre una parcela de 1.400 metros cuadrados y ocupará 1.000 metros en su planta baja y otros 972 en la primera, se plantean dos zonas claramente diferenciadas.

En este sentido, se propone un edificio prismático de dos plantas, de planta rectangular y con un carácter claramente modulado al que se añade un cuerpo de una planta que resuelve el acceso al interior. Dispondrá de dos patios en su fachada noroeste para mejorar las condiciones de luz y confort de la zona de circulación.

Por una parte, y vinculado al vestíbulo de acceso, se organiza la zona pública, con un acceso menos limitado y concebido como punto de intercambio de conocimientos y propuestas entre los usuarios de la incubadora y las empresas externas. Junto a ésta, pero con un filtro adicional de privacidad, se organiza la zona de laboratorios y servicios anejos a los mismos, de uso habitual de los emprendedores.

La planta baja dispondrá de un bloque administrativo con sala de reuniones, además del vestíbulo de acceso y vestuarios, contará con 5 laboratorios de uso individual y un laboratorio compartido, además tendrá una sala de instalaciones y almacenes. En la planta primera habrá un área de descanso, vestuarios, 5 salas técnicas, dos laboratorios de uso individual y un laboratorio compartido y una terraza de instalaciones. También habrá 26 plazas de aparcamiento y espacio para futuras ampliaciones.

El edificio, cuyo proyecto ha sido redactado por el estudio Sanchez Gil Arquitectos, acogerá empresas del ámbito de la salud y la biomedicina. Además, con su construcción el Ayuntamiento de Salamanca tiene por objetivo diversificar el tejido productivo y la creación de empleo cualificado, así como retener talento emprendedor e investigador.

La nueva Facultad de Ciencias Agrarias será totalmente eficiente.

El nuevo inmueble se ubicará junto a la nueva Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad de Salamanca, que también construirá Orthem, empresa perteneciente a Hozono Global.

La sostenibilidad será el eje estratégico de esta infraestructura, que cuenta con más de 8 millones de presupuesto. En este sentido, se aplicarán elementos y conceptos arquitectónicos para que el edificio sea totalmente eficiente como un novedoso sistema de cubiertas que recogerán el agua de lluvia para llevarla a los campos de cultivo anexos.